Covid-19 | CATIE

CORONA COVID-19 VIRUS

El Coronavirus (COVID-19) se notificó por primera vez en Wuhan, Hubei (China) en diciembre de 2019, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció posteriormente el brote como una pandemia el 11 de marzo de 2020.

Casos mundiales
22.186.759
Muertes
782.019
Recuperados
14.146.582
* Última actualización: 19 de agosto de 2020. (Datos de Johns Hopkins University)
Acciones de CATIE frente al

Coronavirus
(COVID-19)

Esperamos que se mantengan seguros y con salud durante estos tiempos extraordinarios. Desde la aparición del COVID-19, en el CATIE estamos trabajando para garantizar que nuestras actividades y proyectos continúen de forma regular en el mejor grado posible, mientras aseguramos el bienestar de nuestro personal, estudiantes, socios y familias beneficiarias.

La mayoría de nuestro personal se ha acogido a la modalidad de teletrabajo y nuestra Escuela de Posgrado está realizando clases virtuales con sus estudiantes, brindando los niveles más altos de rendimiento, disponibilidad y seguridad. Asimismo, además de apegarnos a las medidas sanitarias que localmente los gobiernos y las autoridades de salud de los países donde operamos emiten, estamos siguiendo todas las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Estamos determinando cómo la institución apoyará a los países de la región a afrontar los impactos sociales y económicos que surjan post COVID-19 y cómo adaptaremos nuestro trabajo en el futuro para impulsar la estabilidad económica y el bienestar de la sociedad, procurando conservar los recursos naturales.

Por otra parte, en estos momentos, muchas organizaciones a nivel mundial se encuentran haciendo frente a la crisis económica que se avecina como consecuencia de esta pandemia. El CATIE no ha sido la excepción, por lo que estamos implementando certeras medidas que mitiguen el impacto económico en nuestras finanzas y nos permitan seguir cumpliendo con nuestra misión.

Estos son tiempos sin precedentes y estamos aprendiendo a manejar juntos la situación global que cambia rápidamente.

¿Cuáles son los síntomas de COVID-19?

Síntomas del Coronavirus

Los síntomas más comunes de COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden tener dolores, congestión nasal, secreción nasal, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. También los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición.

Fiebre

Fiebre Alta – esto significa que se siente caliente al tocar el pecho o la espalda (no es necesario medir la temperatura). Es un signo común y también puede aparecer en 2-10 días si usted está afectado.

Dificultad para respirar

Dificultad para respirar – Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen COVID-19 se enferman gravemente y desarrollan dificultad para respirar o falta de aliento.

Tos

Tos continua – esto significa toser mucho durante más de una hora, o 3 o más episodios de tos en 24 horas (si suele tener tos, puede ser peor de lo habitual).

Pérdida total del olfato y/o del gusto

Sin olfato y/o gusto – La pérdida de los sentidos del olfato y el gusto puede significar ser portador del virus.

Quédese en casa y llame al 911 o al 1322: Si cree que ha estado expuesto a COVID-19 y desarrolla fiebre, tos o dificultad para respirar, llame al 911 en caso de emergencia o al 1322 si tiene alguna consulta sobre sus síntomas.

Cómo se propaga el coronavirus

Transmisión del
COVID-19

Debido a que es una nueva enfermedad, no sabemos exactamente cómo se propaga el coronavirus de persona a persona. Virus similares se propagan en las gotas de la tos.

La propagación de persona a persona se produce por el contacto cercano con los infectados

Se cree que el coronavirus se propaga principalmente de persona a persona. Esto puede ocurrir entre personas que están en estrecho contacto entre sí.

Tocar o estar en contacto con superficies u objetos infectados

Una persona puede contraer la COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos.

Gotas de personas infectadas que tosen o estornudan

Se cree que el coronavirus se propaga principalmente de persona a persona. Esto puede ocurrir por medio de las gotas de saliva que son expulsadas al toser o estornudar.

¿Cómo protegerse?

Prevención
& consejos

Actualmente no existe una vacuna para prevenir la enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Manténgase al tanto de la última información sobre el brote de COVID-19, disponible en el sitio web de la OMS y a través de su autoridad de salud pública nacional y local.

Lávese las manos con frecuencia

Límpiese las manos con regularidad y a fondo con un desinfectante de manos a base de alcohol o lávelas con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

Mantener el distanciamiento social

Mantenga al menos 2 metros de distancia entre usted y cualquier persona que esté tosiendo o estornudando. Si está demasiado cerca, tiene la posibilidad de infectarse.

Evite tocarse la cara

Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger el virus. Así que las manos pueden transferir el virus a tus ojos, nariz o boca y pueden enfermarte.

Practicar la higiene respiratoria

Mantenga una buena higiene respiratoria, cubriendo su boca y nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel cuando tosa o estornude.

Tome medidas para proteger a los demás

  • Quédese en casa si está enfermo – Quédese en casa si está enfermo, excepto para recibir atención médica.
  • Cúbrase la boca y la nariz – con un pañuelo de papel cuando tosa o estornude (tire los pañuelos usados a la basura) o use la parte interior del codo.
  • Use una mascarilla si está enfermo – Debe usar una mascarilla cuando esté cerca de otras personas (por ejemplo, compartiendo una habitación o un vehículo) y antes de entrar a centros médicos.
  • Limpie y desinfecte diariamente las superficies que se tocan con frecuencia – Esto incluye teléfonos, mesas, interruptores de luz, perillas de puertas, mostradores, manijas, escritorios, inodoros, grifos y lavabos.
  • Limpie las superficies sucias – Use detergente o agua y jabón antes de la desinfección.
  • Manténgase informado sobre la situación local de COVID-19 – Obtenga información actualizada sobre la actividad local del COVID-19 de fuentes oficiales.
  • Dedique un basurero forrado – Si estuviera infectado o conviviera con alguna persona infectada, dedique un basurero forrado para la persona enferma. Use guantes para quitar las bolsas de basura, y para manejar y eliminar la basura.

Siga los pasos para
lavarse las manos

¿Por qué necesito lavarme las manos?
Ponga jabón en la mano
Frote palma con palma
Frote entre los dedos
Frote la parte de atrás de las manos
Limpie con agua
Seque las manos con una toalla de papel

Infografías

Escenarios casos sospechosos

Ver

Mecanismos de comunicación y decisión

Ver

Protocolos de entrada a la casa

Ver

Recomendaciones preventivas

Ver

COVID-19 en Costa Rica, Centroamérica y a nivel global

Distribución geográfica de casos de COVID-19 en Costa Rica

Ir

Enlaces oficiales de interés

Sistema de Información Municipal en Seguridad Alimentaria y Nutricional (SIMSAN) - Guatemala

Ir

Ministerio de Salud de Costa Rica
 

Ir

Publicaciones

Consideraciones para realizar donaciones de alimentos a la población guatemalteca en el contexto de la covid-19

Ir

Videos de Interés

Preguntas frecuentes

Preguntas
& respuestas comunes

¿Qué es el nuevo coronavirus?

El 11 de febrero de 2020 la Organización Mundial de la Salud anunció un nombre oficial para la enfermedad que está causando el brote de coronavirus de 2019, identificado por primera vez en Wuhan, China. El nuevo nombre de esta enfermedad es enfermedad coronavirus 2019, abreviado como COVID-19. En COVID-19, "CO" significa "corona", "VI" significa "virus" y "D" significa enfermedad. Anteriormente, esta enfermedad se denominaba "coronavirus 2019 novel" o "2019-nCoV".

El nuevo coronavirus es un coronavirus que no había sido identificado previamente. El virus que causa la enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19), no es el mismo que los coronavirus que comúnmente circulan entre los humanos y causan enfermedades leves, como el resfriado común.

El 11 de febrero de 2020 la Organización Mundial de la Salud anunció un nombre oficial para la enfermedad que está causando el brote de coronavirus 2019, identificado por primera vez en Wuhan, China. El nuevo nombre de esta enfermedad es enfermedad coronavirus 2019, abreviado como COVID-19. En COVID-19, "CO" significa "corona", "VI" significa "virus" y "D" significa enfermedad. Anteriormente, esta enfermedad se denominaba "coronavirus 2019 novel" o "2019-nCoV".

Hay muchos tipos de coronavirus humanos, incluyendo algunos que comúnmente causan enfermedades leves del tracto respiratorio superior. COVID-19 es una nueva enfermedad, causada por un nuevo coronavirus que no ha sido visto previamente en humanos. El nombre de esta enfermedad fue seleccionado siguiendo la guía de las mejores prácticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para nombrar las nuevas enfermedades infecciosas humanas.

La gente puede ayudar a otros proporcionando apoyo social. Además, se debe contrarrestar el estigma aprendiendo y compartiendo información real. Se debe comunicar el hecho de que el virus no se dirige a grupos raciales o étnicos específicos y explicar como se propaga realmente COVID-19 puede ayudar a detener el estigma.

La gente alrededor del mundo puede estar preocupada o ansiosa por los amigos y parientes que viven o visitan las zonas donde se está propagando COVID-19. Algunas personas están preocupadas por la enfermedad. El miedo y la ansiedad pueden conducir al estigma social, por ejemplo, hacia los chinos u otras personas con orígenes asiáticos o las personas que estuvieron en cuarentena.

El estigma es la discriminación contra un grupo identificable de personas, un lugar o una nación. El estigma se asocia con la falta de conocimiento sobre cómo se propaga COVID-19, la necesidad de culpar a alguien, los temores sobre la enfermedad y la muerte, y los chismes que propagan rumores y mitos.

El estigma perjudica a todos al crear más miedo o ira hacia la gente común en lugar de la enfermedad que está causando el problema.

¿Cuál es la fuente del virus?

Los coronavirus son una gran familia de virus. Algunos causan enfermedades en las personas y otros, como los coronavirus caninos y felinos, sólo infectan a los animales. En raras ocasiones, los coronavirus animales han surgido para infectar y propagarse entre las personas. Se sospecha que esto ha ocurrido con el virus que causa el COVID-19. El Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) son otros dos ejemplos de coronavirus que se originaron en animales y luego se propagaron a las personas.

Este virus fue detectado por primera vez en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China. Las primeras infecciones se relacionaron con un mercado de animales vivos, pero ahora el virus se está propagando de persona a persona. Es importante señalar que la propagación de persona a persona puede ocurrir en un continuo. Algunos virus son altamente contagiosos (como el sarampión), mientras que otros lo son menos.

El virus que causa el COVID-19 parece estar propagándose de manera fácil y sostenible en la comunidad en algunas zonas geográficas afectadas. La propagación en la comunitaria significa que las personas se han infectado con el virus en una zona, incluidas algunas que no están seguras de cómo o dónde se infectaron.

El virus que causa COVID-19 se está propagando de persona a persona. Alguien que esté activamente enfermo con COVID-19 puede contagiar la enfermedad a otros. Por eso los CDC recomiendan que estos pacientes sean aislados, ya sea en el hospital o en su casa (dependiendo de cuán enfermos estén) hasta que se mejoren y ya no representen un riesgo de infectar a otros.

El tiempo que alguien está activamente enfermo puede variar, por lo que la decisión de cuándo liberar a alguien del aislamiento se toma caso por caso en consulta con los médicos, los expertos en prevención y control de infecciones y los funcionarios de salud pública, e implica considerar los detalles específicos de cada situación, incluyendo la gravedad de la enfermedad, los signos y síntomas de la misma y los resultados de las pruebas de laboratorio para ese paciente.

No se considera que alguien que haya salido del aislamiento represente un riesgo de infección para los demás.

Aún no se sabe si el clima y la temperatura influyen en la propagación de COVID-19. Algunos otros virus, como el del resfriado común y la gripe, se propagan más durante los meses de clima frío, pero eso no significa que sea imposible enfermarse de estos virus durante otros meses. Por el momento, no se sabe si la propagación de COVID-19 disminuirá cuando el clima se vuelva más cálido. Hay mucho más que aprender sobre la transmisibilidad, la gravedad y otras características asociadas a COVID-19 y las investigaciones están en curso.

Generalmente se cree que los coronavirus se transmiten de persona a persona a través de las gotas respiratorias. Actualmente no hay pruebas que apoyen la transmisión de COVID-19 asociada a los alimentos. Antes de preparar o comer alimentos es importante lavarse siempre las manos con agua y jabón durante 20 segundos para la seguridad general de los alimentos. A lo largo del día, lávese las manos después de sonarse la nariz, toser o estornudar, o de ir al baño.

Es posible que una persona pueda contraer el COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego tocarse la boca, la nariz o, posiblemente, los ojos, pero no se cree que ésta sea la principal forma de propagación del virus.

En general, debido a la escasa capacidad de supervivencia de estos coronavirus en las superficies, es probable que exista un riesgo muy bajo de propagación a partir de productos alimenticios o envases que se envían durante un período de días o semanas a temperatura ambiente, refrigerados o congelados.

La propagación la propagación comunitaria significa que las personas se han infectado con el virus en una zona, incluidas algunas que no están seguras de cómo o dónde se infectaron.

¿Qué puedo hacer para protegerme y evitar la propagación de la enfermedad?
Medidas de protección para todos

Manténgase al tanto de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, disponible en el sitio web de la OMS y a través de su autoridad de salud pública nacional y local. Muchos países de todo el mundo han visto casos de COVID-19 y varios han visto brotes. Las autoridades de China y algunos otros países han logrado frenar o detener sus brotes. Sin embargo, la situación es impredecible, así que compruebe regularmente las últimas noticias.

Puede reducir las posibilidades de infectarse o propagar COVID-19 tomando algunas precauciones simples:

  • Lávese las manos con regularidad y a fondo con un desinfectante para manos a base de alcohol o lávelas con agua y jabón.
    ¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol mata los virus que puedan estar en sus manos.
  • Mantenga una distancia mínima de 2 metros entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.
    ¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, se rocían pequeñas gotas de líquido por la nariz o la boca que pueden conteer el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotitas, incluyendo el virus COVID-19 si la persona que tose tiene la enfermedad.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
    ¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en tu cuerpo y puede enfermarte.
  • Asegúrate de que tú y las personas que te rodean sigan una buena higiene respiratoria. Esto significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. Luego deseche el pañuelo usado inmediatamente.
    ¿Por qué? Las gotas propagan el virus. Al seguir una buena higiene respiratoria, se protege a las personas que le rodean de virus como el del resfriado, la gripe y el COVID-19.
  • Quédese en casa si se siente mal. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de su autoridad sanitaria local.
    ¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona. Llamar con antelación permitirá a su proveedor de atención médica dirigirle rápidamente al centro de salud adecuado. Esto también le protegerá y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.
  • Manténgase al día sobre los últimos focos de infección por COVID-19 (ciudades o áreas locales donde COVID-19 se está propagando ampliamente). Si es posible, evite viajar a los lugares - especialmente si es una persona mayor o tiene diabetes, enfermedades cardíacas o pulmonares.
    ¿Por qué? Tiene más posibilidades de contagiarse de COVID-19 en una de estas áreas.

Los miembros de la familia, las parejas íntimas y los cuidadores en un entorno no sanitario pueden tener un contacto estrecho con una persona con COVID-19 sintomático y confirmado por el laboratorio o con una persona que esté siendo investigada. Los contactos cercanos deben vigilar su salud; deben llamar al 911 o al 1322 de inmediato si desarrollan síntomas que sugieran la presencia de COVID-19 (por ejemplo, fiebre, tos, falta de aliento)

Los contactos cercanos también deben seguir estas recomendaciones:

  • Asegúrese de que entiende y puede ayudar al paciente a seguir las instrucciones del personal de salud para la medicación y el cuidado. Debe ayudar al paciente con las necesidades básicas en el hogar y proporcionarle apoyo para obtener alimentos, recetas y otras necesidades personales.
  • Vigile los síntomas del paciente. Si el paciente se está enfermando, llame al 911 y dígale que el paciente tiene COVID-19 confirmado por el laboratorio. Esto ayudará a los encargados a tomar medidas para evitar que otras personas que atiendan al paciente se infecten.
  • Los miembros de la familia deben permanecer en otra habitación o estar separados del paciente tanto como sea posible. Los miembros de la familia deben usar una habitación y un baño separados, si están disponibles.
  • Prohibir las visitas que no tengan una necesidad esencial de estar en el hogar.
  • Los miembros de la casa deben cuidar de cualquier mascota en la casa. No manipule las mascotas u otros animales mientras esté enfermo.
  • Asegúrese de que los espacios compartidos de la casa tengan un buen flujo de aire, por ejemplo, mediante un aire acondicionado o una ventana abierta, si el clima lo permite.
  • Realice la higiene de las manos con frecuencia. Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos o utilice un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga entre el 60 y el 95% de alcohol, cubriendo todas las superficies de las manos y frotándolas hasta que se sientan secas. El agua y el jabón deben usarse preferentemente si las manos están visiblemente sucias.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • El paciente debe usar una mascarilla cuando esté cerca de otras personas. Si el paciente no puede usar una mascarilla (por ejemplo, porque le causa problemas para respirar), usted, como cuidador, debe usar una mascarilla cuando esté en la misma habitación que el paciente.
  • Use una mascarilla y guantes desechables cuando toque o tenga contacto con la sangre, las heces o los fluidos corporales del paciente, como saliva, esputo, moco nasal, vómito u orina.
    • Deseche las mascarillas y los guantes desechables después de usarlos. No los reutilice.
    • Cuando se quite el equipo de protección personal, primero quítese y deseche los guantes. Luego, lávese las manos inmediatamente con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol. Luego, quítese y deseche la mascarilla e inmediatamente vuelva a limpiarse las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evite compartir artículos de la casa con el paciente. No debe compartir platos, vasos, tazas, utensilios para comer, toallas, ropa de cama u otros artículos. Después de que el paciente utilice estos artículos, debe lavarlos a fondo.
  • Limpie todos los días todas las superficies de "alto contacto", como mostradores, mesas, pomos de puertas, accesorios de baño, inodoros, teléfonos, teclados, pastillas y mesillas de noche. Además, limpie cualquier superficie que pueda tener sangre, heces o fluidos corporales.
    • Utilice un aerosol o una toallita de limpieza para el hogar, según las instrucciones de la etiqueta. Las etiquetas contienen instrucciones para el uso seguro y eficaz del producto de limpieza, incluyendo las precauciones que debe tomar al aplicar el producto, como usar guantes y asegurarse de tener una buena ventilación durante el uso del producto.
  • Lave bien la ropa.
    • Retire y lave inmediatamente la ropa o la ropa de cama que tenga sangre, heces o fluidos corporales.
    • Use guantes desechables mientras manipula artículos sucios y mantenga los artículos sucios lejos de su cuerpo. Lávese las manos (con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol) inmediatamente después de quitarse los guantes.
    • Lea y siga las instrucciones de las etiquetas de la ropa o de los artículos de vestir y del detergente. En general, utilice un detergente normal para ropa según las instrucciones de la lavadora y séquese bien usando las temperaturas más cálidas recomendadas en la etiqueta de la ropa.
  • Coloque todos los guantes desechables usados, las mascarillas y otros elementos contaminados en un recipiente forrado antes de desecharlos con otros desechos domésticos. Lávese las manos (con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol) inmediatamente después de manipular estos artículos. El jabón y el agua deben utilizarse preferentemente si las manos están visiblemente sucias.

Los adultos mayores y las personas de cualquier edad que tengan afecciones médicas subyacentes graves pueden correr un mayor riesgo de sufrir complicaciones más graves a causa de COVID-19. Estas personas que pueden tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente por esta enfermedad, incluyen:

  • Adultos mayores
  • Las personas que tienen serias condiciones médicas subyacentes como:
    • Enfermedades cardíacas
    • Diabetes
    • Enfermedad pulmonar

Si usted corre un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa de COVID-19, debería: abastecerse de suministros; tomar precauciones diarias para mantener un espacio entre usted y los demás; cuando salga en público, manténgase alejado de los demás enfermos; limite el contacto cercano y lávese las manos con frecuencia; y evite las multitudes, los viajes en crucero y los viajes no esenciales. Si hay un brote en su comunidad, quédese en casa tanto como sea posible. Esté atento a los síntomas y a las señales de emergencia. Si se enferma, quédese en casa y llame a su médico.

Sólo use una mascarilla si está enfermo con síntomas de COVID-19 (especialmente tos) o si está cuidando a alguien que pueda tener COVID-19. La mascarilla facial desechable sólo puede usarse una vez. Si no está enfermo o no está cuidando a alguien que está enfermo, entonces está desperdiciando una mascarilla. Hay una escasez mundial de mascarillas, por lo que la OMS insta a la gente a usarlas con prudencia.

La OMS aconseja el uso racional de las mascarillas médicas para evitar el derroche innecesario de recursos preciosos y el uso indebido de las mascarillas.

Las formas más eficaces de protegerse a sí mismo y a los demás contra el COVID-19 consisten en limpiarse frecuentemente las manos, cubrirse la boca al toser con el codo o con un pañuelo de papel y mantener una distancia de al menos 2 metros de las personas que tosen o estornudan.

¿Cuáles son los síntomas de COVID-19?

Los síntomas más comunes de COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden tener dolores, congestión nasal, secreción nasal, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se sienten mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de un tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen COVID-19 se enferman gravemente y desarrollan dificultad para respirar. Las personas mayores y las que tienen problemas médicos subyacentes como presión arterial alta, problemas cardíacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. Las personas con fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

No todo el mundo necesita hacerse la prueba de COVID-19, solo la personas con síntomas o sospechas de haber estado en contacto con personas contagiadas.

¿Qué debo hacer si hay un brote en mi comunidad?

Durante un brote, mantenga la calma y ponga en marcha su plan de preparación. Siga los pasos que se indican a continuación:

Protéjase a sí mismo y a los demás.

  • Quédese en casa si está enfermo. Manténgase alejado de las personas que están enfermas. Limite el contacto cercano con los demás tanto como sea posible.

Ponga en marcha un plan para su hogar.

  • Manténgase informado sobre la situación local de COVID-19..
  • Continúe practicando las acciones preventivas diarias. Cúbrase la boca con un pañuelo de papel cuando tosa o estornude, lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos que contenga un 60% de alcohol. Limpie diariamente las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia con un detergente doméstico normal y agua.
  • Notifique a su lugar de trabajo tan pronto como sea posible. Pida trabajar desde su casa o tome una licencia si usted o alguien de su hogar se enferma con los síntomas de COVID-19.
  • Manténgase en contacto con otras personas por teléfono o correo electrónico. Si tiene una afección médica crónica y vive solo, pida a su familia, amigos y personal de salud que lo controlen durante el brote. Manténgase en contacto con su familia y amigos, especialmente con aquellos que corren un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave, como los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas graves.

Los brotes pueden ser estresantes para los adultos y los niños. Hable con sus hijos sobre el brote, intente mantener la calma y asegúreles que están a salvo. Si es apropiado, explíqueles que la mayoría de las enfermedades causadas por COVID-19 parecen ser leves.

Los niños responden de manera diferente a las situaciones estresantes que los adultos.

Siga los consejos de las autoridades de salud locales. Quédese en casa si puede. Hable con su empleador para hablar de trabajar desde casa, puede tomar vacaciones si usted o alguien de su hogar se enferma con los síntomas de COVID-19. Los empleadores deben tener en cuenta que es posible que más empleados tengan que quedarse en casa para cuidar a los niños enfermos o a otros miembros de la familia enfermos que lo habitual en caso de un brote en la comunidad.

¿El virus COVID-19 puede ser transmitido en áreas con climas cálidos y húmedos?

Según las pruebas hasta ahora, el virus COVID-19 puede ser transmitido en TODAS las áreas, incluyendo las de clima cálido y húmedo. Independientemente del clima, adopte medidas de protección si vive o viaja a un área que reporta COVID-19. La mejor manera de protegerse contra el COVID-19 es limpiarse las manos con frecuencia. De esta manera eliminará los virus que puedan estar en sus manos y evitará la infección que podría producirse al tocarse los ojos, la boca y la nariz.

No hay razón para creer que el clima frío pueda matar el nuevo coronavirus u otras enfermedades. La temperatura normal del cuerpo humano se mantiene alrededor de 36,5°C a 37°C, independientemente de la temperatura externa o del clima. La forma más efectiva de protegerse contra el nuevo coronavirus es limpiarse frecuentemente las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarlas con agua y jabón.

Tomar un baño caliente no evitará que te contagies de COVID-19. Su temperatura corporal normal se mantiene alrededor de 36,5°C a 37°C, independientemente de la temperatura de su baño o ducha. En realidad, tomar un baño caliente con agua extremadamente caliente puede ser perjudicial, ya que puede quemarte. La mejor manera de protegerse contra COVID-19 es limpiarse las manos con frecuencia. De esta manera, se eliminan los virus que puedan estar en sus manos y se evita la infección que podría producirse al tocarse los ojos, la boca y la nariz.

Hasta la fecha no hay información ni evidencia que sugiera que el nuevo coronavirus pueda ser transmitido por mosquitos. El nuevo coronavirus es un virus respiratorio que se propaga principalmente a través de gotitas generadas cuando una persona infectada tose o estornuda, o a través de gotitas de saliva o secreciones de la nariz. Para protegerse, lávese las manos frecuentemente con un desinfectante para manos a base de alcohol o lávelas con agua y jabón. Además, evite el contacto cercano con cualquier persona que esté tosiendo o estornudando.

No. Los secadores de manos no son efectivos para matar el COVID-19. Para protegerse contra el nuevo coronavirus, debe lavarse las manos con frecuencia con un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarlas con agua y jabón. Una vez que se haya limpiado las manos, debe secarlas bien usando toallas de papel o un secador de aire caliente.

Las lámparas UV no deben usarse para esterilizar las manos u otras áreas de la piel ya que la radiación UV puede causar irritación de la piel.

Los escáneres térmicos son eficaces para detectar a las personas que han desarrollado fiebre (es decir, que tienen una temperatura corporal más alta de lo normal) debido a la infección con el nuevo coronavirus.

Sin embargo, no pueden detectar a las personas que están infectadas pero que aún no están enfermas de fiebre. Esto se debe a que las personas infectadas tardan entre 2 y 10 días en enfermarse y desarrollar fiebre.

No. Las vacunas contra la neumonía, como la vacuna neumocócica y la vacuna contra la Haemophilus influenza tipo B (Hib), no ofrecen protección contra el nuevo coronavirus.

El virus es tan nuevo y diferente que necesita su propia vacuna. Los investigadores están tratando de desarrollar una vacuna contra el COVID-19, y la OMS está apoyando sus esfuerzos.

Aunque estas vacunas no son efectivas contra el 2019-nCoV, la vacunación contra las enfermedades respiratorias es muy recomendable para proteger su salud.

 

Noticias

CORONA COVID-19 VIRUS

El Coronavirus (COVID-19) se notificó por primera vez en Wuhan, Hubei (China) en diciembre de 2019, y la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció posteriormente el brote como una pandemia el 11 de marzo de 2020.

Casos mundiales
8.058.427
Muertes
437.473
Recuperados
3.893.780
* Última actualización: 16 de junio de 2020. (Datos de Johns Hopkins University)
Acciones de CATIE frente al

Coronavirus
(COVID-19)

Esperamos que se mantengan seguros y con salud durante estos tiempos extraordinarios. Desde la aparición del COVID-19, en el CATIE estamos trabajando para garantizar que nuestras actividades y proyectos continúen de forma regular en el mejor grado posible, mientras aseguramos el bienestar de nuestro personal, estudiantes, socios y familias beneficiarias.

La mayoría de nuestro personal se ha acogido a la modalidad de teletrabajo y nuestra Escuela de Posgrado está realizando clases virtuales con sus estudiantes, brindando los niveles más altos de rendimiento, disponibilidad y seguridad. Asimismo, además de apegarnos a las medidas sanitarias que localmente los gobiernos y las autoridades de salud de los países donde operamos emiten, estamos siguiendo todas las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.

Estamos determinando cómo la institución apoyará a los países de la región a afrontar los impactos sociales y económicos que surjan post COVID-19 y cómo adaptaremos nuestro trabajo en el futuro para impulsar la estabilidad económica y el bienestar de la sociedad, procurando conservar los recursos naturales.

Por otra parte, en estos momentos, muchas organizaciones a nivel mundial se encuentran haciendo frente a la crisis económica que se avecina como consecuencia de esta pandemia. El CATIE no ha sido la excepción, por lo que estamos implementando certeras medidas que mitiguen el impacto económico en nuestras finanzas y nos permitan seguir cumpliendo con nuestra misión.

Estos son tiempos sin precedentes y estamos aprendiendo a manejar juntos la situación global que cambia rápidamente.

¿Cuáles son los síntomas de COVID-19?

Síntomas del Coronavirus

Los síntomas más comunes de COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden tener dolores, congestión nasal, secreción nasal, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. También los síntomas pueden aparecer de 2 a 14 días después de la exposición.

Fiebre

Fiebre Alta – esto significa que se siente caliente al tocar el pecho o la espalda (no es necesario medir la temperatura). Es un signo común y también puede aparecer en 2-10 días si usted está afectado.

Dificultad para respirar

Dificultad para respirar – Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen COVID-19 se enferman gravemente y desarrollan dificultad para respirar o falta de aliento.

Tos

Tos continua – esto significa toser mucho durante más de una hora, o 3 o más episodios de tos en 24 horas (si suele tener tos, puede ser peor de lo habitual).

Pérdida total del olfato y/o del gusto

Sin olfato y/o gusto – La pérdida de los sentidos del olfato y el gusto puede significar ser portador del virus.

Quédese en casa y llame al 911 o al 1322: Si cree que ha estado expuesto a COVID-19 y desarrolla fiebre, tos o dificultad para respirar, llame al 911 en caso de emergencia o al 1322 si tiene alguna consulta sobre sus síntomas.

Cómo se propaga el coronavirus

Transmisión del
COVID-19

Debido a que es una nueva enfermedad, no sabemos exactamente cómo se propaga el coronavirus de persona a persona. Virus similares se propagan en las gotas de la tos.

La propagación de persona a persona se produce por el contacto cercano con los infectados

Se cree que el coronavirus se propaga principalmente de persona a persona. Esto puede ocurrir entre personas que están en estrecho contacto entre sí.

Tocar o estar en contacto con superficies u objetos infectados

Una persona puede contraer la COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos.

Gotas de personas infectadas que tosen o estornudan

Se cree que el coronavirus se propaga principalmente de persona a persona. Esto puede ocurrir por medio de las gotas de saliva que son expulsadas al toser o estornudar.

¿Cómo protegerse?

Prevención
& consejos

Actualmente no existe una vacuna para prevenir la enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19). La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus. Manténgase al tanto de la última información sobre el brote de COVID-19, disponible en el sitio web de la OMS y a través de su autoridad de salud pública nacional y local.

Lávese las manos con frecuencia

Límpiese las manos con regularidad y a fondo con un desinfectante de manos a base de alcohol o lávelas con agua y jabón durante al menos 20 segundos.

Mantener el distanciamiento social

Mantenga al menos 2 metros de distancia entre usted y cualquier persona que esté tosiendo o estornudando. Si está demasiado cerca, tiene la posibilidad de infectarse.

Evite tocarse la cara

Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger el virus. Así que las manos pueden transferir el virus a tus ojos, nariz o boca y pueden enfermarte.

Practicar la higiene respiratoria

Mantenga una buena higiene respiratoria, cubriendo su boca y nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel cuando tosa o estornude.

Tome medidas para proteger a los demás

  • Quédese en casa si está enfermo – Quédese en casa si está enfermo, excepto para recibir atención médica.
  • Cúbrase la boca y la nariz – con un pañuelo de papel cuando tosa o estornude (tire los pañuelos usados a la basura) o use la parte interior del codo.
  • Use una mascarilla si está enfermo – Debe usar una mascarilla cuando esté cerca de otras personas (por ejemplo, compartiendo una habitación o un vehículo) y antes de entrar a centros médicos.
  • Limpie y desinfecte diariamente las superficies que se tocan con frecuencia – Esto incluye teléfonos, mesas, interruptores de luz, perillas de puertas, mostradores, manijas, escritorios, inodoros, grifos y lavabos.
  • Limpie las superficies sucias – Use detergente o agua y jabón antes de la desinfección.
  • Manténgase informado sobre la situación local de COVID-19 – Obtenga información actualizada sobre la actividad local del COVID-19 de fuentes oficiales.
  • Dedique un basurero forrado – Si estuviera infectado o conviviera con alguna persona infectada, dedique un basurero forrado para la persona enferma. Use guantes para quitar las bolsas de basura, y para manejar y eliminar la basura.

Siga los pasos para
lavarse las manos

¿Por qué necesito lavarme las manos?
Ponga jabón en la mano
Frote palma con palma
Frote entre los dedos
Frote la parte de atrás de las manos
Limpie con agua
Seque las manos con una toalla de papel

Infografías

Escenarios casos sospechosos

Ver

Mecanismos de comunicación y decisión

Ver

Protocolos de entrada a la casa

Ver

Recomendaciones preventivas

Ver

COVID-19 en Costa Rica, Centroamérica y a nivel global

Distribución geográfica de casos de COVID-19 en Costa Rica

Ir

Enlaces oficiales de interés

Sistema de Información Municipal en Seguridad Alimentaria y Nutricional (SIMSAN) - Guatemala

Ir

Ministerio de Salud de Costa Rica
 

Ir

Publicaciones

Consideraciones para realizar donaciones de alimentos a la población guatemalteca en el contexto de la covid-19

Ir

Videos de Interés

Preguntas frecuentes

Preguntas
& respuestas comunes

¿Qué es el nuevo coronavirus?

El 11 de febrero de 2020 la Organización Mundial de la Salud anunció un nombre oficial para la enfermedad que está causando el brote de coronavirus de 2019, identificado por primera vez en Wuhan, China. El nuevo nombre de esta enfermedad es enfermedad coronavirus 2019, abreviado como COVID-19. En COVID-19, "CO" significa "corona", "VI" significa "virus" y "D" significa enfermedad. Anteriormente, esta enfermedad se denominaba "coronavirus 2019 novel" o "2019-nCoV".

El nuevo coronavirus es un coronavirus que no había sido identificado previamente. El virus que causa la enfermedad coronavirus 2019 (COVID-19), no es el mismo que los coronavirus que comúnmente circulan entre los humanos y causan enfermedades leves, como el resfriado común.

El 11 de febrero de 2020 la Organización Mundial de la Salud anunció un nombre oficial para la enfermedad que está causando el brote de coronavirus 2019, identificado por primera vez en Wuhan, China. El nuevo nombre de esta enfermedad es enfermedad coronavirus 2019, abreviado como COVID-19. En COVID-19, "CO" significa "corona", "VI" significa "virus" y "D" significa enfermedad. Anteriormente, esta enfermedad se denominaba "coronavirus 2019 novel" o "2019-nCoV".

Hay muchos tipos de coronavirus humanos, incluyendo algunos que comúnmente causan enfermedades leves del tracto respiratorio superior. COVID-19 es una nueva enfermedad, causada por un nuevo coronavirus que no ha sido visto previamente en humanos. El nombre de esta enfermedad fue seleccionado siguiendo la guía de las mejores prácticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para nombrar las nuevas enfermedades infecciosas humanas.

La gente puede ayudar a otros proporcionando apoyo social. Además, se debe contrarrestar el estigma aprendiendo y compartiendo información real. Se debe comunicar el hecho de que el virus no se dirige a grupos raciales o étnicos específicos y explicar como se propaga realmente COVID-19 puede ayudar a detener el estigma.

La gente alrededor del mundo puede estar preocupada o ansiosa por los amigos y parientes que viven o visitan las zonas donde se está propagando COVID-19. Algunas personas están preocupadas por la enfermedad. El miedo y la ansiedad pueden conducir al estigma social, por ejemplo, hacia los chinos u otras personas con orígenes asiáticos o las personas que estuvieron en cuarentena.

El estigma es la discriminación contra un grupo identificable de personas, un lugar o una nación. El estigma se asocia con la falta de conocimiento sobre cómo se propaga COVID-19, la necesidad de culpar a alguien, los temores sobre la enfermedad y la muerte, y los chismes que propagan rumores y mitos.

El estigma perjudica a todos al crear más miedo o ira hacia la gente común en lugar de la enfermedad que está causando el problema.

¿Cuál es la fuente del virus?

Los coronavirus son una gran familia de virus. Algunos causan enfermedades en las personas y otros, como los coronavirus caninos y felinos, sólo infectan a los animales. En raras ocasiones, los coronavirus animales han surgido para infectar y propagarse entre las personas. Se sospecha que esto ha ocurrido con el virus que causa el COVID-19. El Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) son otros dos ejemplos de coronavirus que se originaron en animales y luego se propagaron a las personas.

Este virus fue detectado por primera vez en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, China. Las primeras infecciones se relacionaron con un mercado de animales vivos, pero ahora el virus se está propagando de persona a persona. Es importante señalar que la propagación de persona a persona puede ocurrir en un continuo. Algunos virus son altamente contagiosos (como el sarampión), mientras que otros lo son menos.

El virus que causa el COVID-19 parece estar propagándose de manera fácil y sostenible en la comunidad en algunas zonas geográficas afectadas. La propagación en la comunitaria significa que las personas se han infectado con el virus en una zona, incluidas algunas que no están seguras de cómo o dónde se infectaron.

El virus que causa COVID-19 se está propagando de persona a persona. Alguien que esté activamente enfermo con COVID-19 puede contagiar la enfermedad a otros. Por eso los CDC recomiendan que estos pacientes sean aislados, ya sea en el hospital o en su casa (dependiendo de cuán enfermos estén) hasta que se mejoren y ya no representen un riesgo de infectar a otros.

El tiempo que alguien está activamente enfermo puede variar, por lo que la decisión de cuándo liberar a alguien del aislamiento se toma caso por caso en consulta con los médicos, los expertos en prevención y control de infecciones y los funcionarios de salud pública, e implica considerar los detalles específicos de cada situación, incluyendo la gravedad de la enfermedad, los signos y síntomas de la misma y los resultados de las pruebas de laboratorio para ese paciente.

No se considera que alguien que haya salido del aislamiento represente un riesgo de infección para los demás.

Aún no se sabe si el clima y la temperatura influyen en la propagación de COVID-19. Algunos otros virus, como el del resfriado común y la gripe, se propagan más durante los meses de clima frío, pero eso no significa que sea imposible enfermarse de estos virus durante otros meses. Por el momento, no se sabe si la propagación de COVID-19 disminuirá cuando el clima se vuelva más cálido. Hay mucho más que aprender sobre la transmisibilidad, la gravedad y otras características asociadas a COVID-19 y las investigaciones están en curso.

Generalmente se cree que los coronavirus se transmiten de persona a persona a través de las gotas respiratorias. Actualmente no hay pruebas que apoyen la transmisión de COVID-19 asociada a los alimentos. Antes de preparar o comer alimentos es importante lavarse siempre las manos con agua y jabón durante 20 segundos para la seguridad general de los alimentos. A lo largo del día, lávese las manos después de sonarse la nariz, toser o estornudar, o de ir al baño.

Es posible que una persona pueda contraer el COVID-19 al tocar una superficie u objeto que tenga el virus y luego tocarse la boca, la nariz o, posiblemente, los ojos, pero no se cree que ésta sea la principal forma de propagación del virus.

En general, debido a la escasa capacidad de supervivencia de estos coronavirus en las superficies, es probable que exista un riesgo muy bajo de propagación a partir de productos alimenticios o envases que se envían durante un período de días o semanas a temperatura ambiente, refrigerados o congelados.

La propagación la propagación comunitaria significa que las personas se han infectado con el virus en una zona, incluidas algunas que no están seguras de cómo o dónde se infectaron.

¿Qué puedo hacer para protegerme y evitar la propagación de la enfermedad?
Medidas de protección para todos

Manténgase al tanto de la información más reciente sobre el brote de COVID-19, disponible en el sitio web de la OMS y a través de su autoridad de salud pública nacional y local. Muchos países de todo el mundo han visto casos de COVID-19 y varios han visto brotes. Las autoridades de China y algunos otros países han logrado frenar o detener sus brotes. Sin embargo, la situación es impredecible, así que compruebe regularmente las últimas noticias.

Puede reducir las posibilidades de infectarse o propagar COVID-19 tomando algunas precauciones simples:

  • Lávese las manos con regularidad y a fondo con un desinfectante para manos a base de alcohol o lávelas con agua y jabón.
    ¿Por qué? Lavarse las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol mata los virus que puedan estar en sus manos.
  • Mantenga una distancia mínima de 2 metros entre usted y cualquier persona que tosa o estornude.
    ¿Por qué? Cuando alguien tose o estornuda, se rocían pequeñas gotas de líquido por la nariz o la boca que pueden conteer el virus. Si está demasiado cerca, puede respirar las gotitas, incluyendo el virus COVID-19 si la persona que tose tiene la enfermedad.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca.
    ¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en tu cuerpo y puede enfermarte.
  • Asegúrate de que tú y las personas que te rodean sigan una buena higiene respiratoria. Esto significa cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar. Luego deseche el pañuelo usado inmediatamente.
    ¿Por qué? Las gotas propagan el virus. Al seguir una buena higiene respiratoria, se protege a las personas que le rodean de virus como el del resfriado, la gripe y el COVID-19.
  • Quédese en casa si se siente mal. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación. Siga las instrucciones de su autoridad sanitaria local.
    ¿Por qué? Las autoridades nacionales y locales dispondrán de la información más actualizada sobre la situación en su zona. Llamar con antelación permitirá a su proveedor de atención médica dirigirle rápidamente al centro de salud adecuado. Esto también le protegerá y ayudará a prevenir la propagación de virus y otras infecciones.
  • Manténgase al día sobre los últimos focos de infección por COVID-19 (ciudades o áreas locales donde COVID-19 se está propagando ampliamente). Si es posible, evite viajar a los lugares - especialmente si es una persona mayor o tiene diabetes, enfermedades cardíacas o pulmonares.
    ¿Por qué? Tiene más posibilidades de contagiarse de COVID-19 en una de estas áreas.

Los miembros de la familia, las parejas íntimas y los cuidadores en un entorno no sanitario pueden tener un contacto estrecho con una persona con COVID-19 sintomático y confirmado por el laboratorio o con una persona que esté siendo investigada. Los contactos cercanos deben vigilar su salud; deben llamar al 911 o al 1322 de inmediato si desarrollan síntomas que sugieran la presencia de COVID-19 (por ejemplo, fiebre, tos, falta de aliento)

Los contactos cercanos también deben seguir estas recomendaciones:

  • Asegúrese de que entiende y puede ayudar al paciente a seguir las instrucciones del personal de salud para la medicación y el cuidado. Debe ayudar al paciente con las necesidades básicas en el hogar y proporcionarle apoyo para obtener alimentos, recetas y otras necesidades personales.
  • Vigile los síntomas del paciente. Si el paciente se está enfermando, llame al 911 y dígale que el paciente tiene COVID-19 confirmado por el laboratorio. Esto ayudará a los encargados a tomar medidas para evitar que otras personas que atiendan al paciente se infecten.
  • Los miembros de la familia deben permanecer en otra habitación o estar separados del paciente tanto como sea posible. Los miembros de la familia deben usar una habitación y un baño separados, si están disponibles.
  • Prohibir las visitas que no tengan una necesidad esencial de estar en el hogar.
  • Los miembros de la casa deben cuidar de cualquier mascota en la casa. No manipule las mascotas u otros animales mientras esté enfermo.
  • Asegúrese de que los espacios compartidos de la casa tengan un buen flujo de aire, por ejemplo, mediante un aire acondicionado o una ventana abierta, si el clima lo permite.
  • Realice la higiene de las manos con frecuencia. Lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos o utilice un desinfectante para manos a base de alcohol que contenga entre el 60 y el 95% de alcohol, cubriendo todas las superficies de las manos y frotándolas hasta que se sientan secas. El agua y el jabón deben usarse preferentemente si las manos están visiblemente sucias.
  • Evite tocarse los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  • El paciente debe usar una mascarilla cuando esté cerca de otras personas. Si el paciente no puede usar una mascarilla (por ejemplo, porque le causa problemas para respirar), usted, como cuidador, debe usar una mascarilla cuando esté en la misma habitación que el paciente.
  • Use una mascarilla y guantes desechables cuando toque o tenga contacto con la sangre, las heces o los fluidos corporales del paciente, como saliva, esputo, moco nasal, vómito u orina.
    • Deseche las mascarillas y los guantes desechables después de usarlos. No los reutilice.
    • Cuando se quite el equipo de protección personal, primero quítese y deseche los guantes. Luego, lávese las manos inmediatamente con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol. Luego, quítese y deseche la mascarilla e inmediatamente vuelva a limpiarse las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol.
  • Evite compartir artículos de la casa con el paciente. No debe compartir platos, vasos, tazas, utensilios para comer, toallas, ropa de cama u otros artículos. Después de que el paciente utilice estos artículos, debe lavarlos a fondo.
  • Limpie todos los días todas las superficies de "alto contacto", como mostradores, mesas, pomos de puertas, accesorios de baño, inodoros, teléfonos, teclados, pastillas y mesillas de noche. Además, limpie cualquier superficie que pueda tener sangre, heces o fluidos corporales.
    • Utilice un aerosol o una toallita de limpieza para el hogar, según las instrucciones de la etiqueta. Las etiquetas contienen instrucciones para el uso seguro y eficaz del producto de limpieza, incluyendo las precauciones que debe tomar al aplicar el producto, como usar guantes y asegurarse de tener una buena ventilación durante el uso del producto.
  • Lave bien la ropa.
    • Retire y lave inmediatamente la ropa o la ropa de cama que tenga sangre, heces o fluidos corporales.
    • Use guantes desechables mientras manipula artículos sucios y mantenga los artículos sucios lejos de su cuerpo. Lávese las manos (con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol) inmediatamente después de quitarse los guantes.
    • Lea y siga las instrucciones de las etiquetas de la ropa o de los artículos de vestir y del detergente. En general, utilice un detergente normal para ropa según las instrucciones de la lavadora y séquese bien usando las temperaturas más cálidas recomendadas en la etiqueta de la ropa.
  • Coloque todos los guantes desechables usados, las mascarillas y otros elementos contaminados en un recipiente forrado antes de desecharlos con otros desechos domésticos. Lávese las manos (con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol) inmediatamente después de manipular estos artículos. El jabón y el agua deben utilizarse preferentemente si las manos están visiblemente sucias.

Los adultos mayores y las personas de cualquier edad que tengan afecciones médicas subyacentes graves pueden correr un mayor riesgo de sufrir complicaciones más graves a causa de COVID-19. Estas personas que pueden tener un mayor riesgo de enfermarse gravemente por esta enfermedad, incluyen:

  • Adultos mayores
  • Las personas que tienen serias condiciones médicas subyacentes como:
    • Enfermedades cardíacas
    • Diabetes
    • Enfermedad pulmonar

Si usted corre un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa de COVID-19, debería: abastecerse de suministros; tomar precauciones diarias para mantener un espacio entre usted y los demás; cuando salga en público, manténgase alejado de los demás enfermos; limite el contacto cercano y lávese las manos con frecuencia; y evite las multitudes, los viajes en crucero y los viajes no esenciales. Si hay un brote en su comunidad, quédese en casa tanto como sea posible. Esté atento a los síntomas y a las señales de emergencia. Si se enferma, quédese en casa y llame a su médico.

Sólo use una mascarilla si está enfermo con síntomas de COVID-19 (especialmente tos) o si está cuidando a alguien que pueda tener COVID-19. La mascarilla facial desechable sólo puede usarse una vez. Si no está enfermo o no está cuidando a alguien que está enfermo, entonces está desperdiciando una mascarilla. Hay una escasez mundial de mascarillas, por lo que la OMS insta a la gente a usarlas con prudencia.

La OMS aconseja el uso racional de las mascarillas médicas para evitar el derroche innecesario de recursos preciosos y el uso indebido de las mascarillas.

Las formas más eficaces de protegerse a sí mismo y a los demás contra el COVID-19 consisten en limpiarse frecuentemente las manos, cubrirse la boca al toser con el codo o con un pañuelo de papel y mantener una distancia de al menos 2 metros de las personas que tosen o estornudan.

¿Cuáles son los síntomas de COVID-19?

Los síntomas más comunes de COVID-19 son fiebre, cansancio y tos seca. Algunos pacientes pueden tener dolores, congestión nasal, secreción nasal, dolor de garganta o diarrea. Estos síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas personas se infectan pero no desarrollan ningún síntoma y no se sienten mal. La mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de un tratamiento especial. Alrededor de 1 de cada 6 personas que contraen COVID-19 se enferman gravemente y desarrollan dificultad para respirar. Las personas mayores y las que tienen problemas médicos subyacentes como presión arterial alta, problemas cardíacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad grave. Las personas con fiebre, tos y dificultad para respirar deben buscar atención médica.

No todo el mundo necesita hacerse la prueba de COVID-19, solo la personas con síntomas o sospechas de haber estado en contacto con personas contagiadas.

¿Qué debo hacer si hay un brote en mi comunidad?

Durante un brote, mantenga la calma y ponga en marcha su plan de preparación. Siga los pasos que se indican a continuación:

Protéjase a sí mismo y a los demás.

  • Quédese en casa si está enfermo. Manténgase alejado de las personas que están enfermas. Limite el contacto cercano con los demás tanto como sea posible.

Ponga en marcha un plan para su hogar.

  • Manténgase informado sobre la situación local de COVID-19..
  • Continúe practicando las acciones preventivas diarias. Cúbrase la boca con un pañuelo de papel cuando tosa o estornude, lávese las manos a menudo con agua y jabón durante al menos 20 segundos. Si no hay agua y jabón disponibles, use un desinfectante de manos que contenga un 60% de alcohol. Limpie diariamente las superficies y los objetos que se tocan con frecuencia con un detergente doméstico normal y agua.
  • Notifique a su lugar de trabajo tan pronto como sea posible. Pida trabajar desde su casa o tome una licencia si usted o alguien de su hogar se enferma con los síntomas de COVID-19.
  • Manténgase en contacto con otras personas por teléfono o correo electrónico. Si tiene una afección médica crónica y vive solo, pida a su familia, amigos y personal de salud que lo controlen durante el brote. Manténgase en contacto con su familia y amigos, especialmente con aquellos que corren un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave, como los adultos mayores y las personas con enfermedades crónicas graves.

Los brotes pueden ser estresantes para los adultos y los niños. Hable con sus hijos sobre el brote, intente mantener la calma y asegúreles que están a salvo. Si es apropiado, explíqueles que la mayoría de las enfermedades causadas por COVID-19 parecen ser leves.

Los niños responden de manera diferente a las situaciones estresantes que los adultos.

Siga los consejos de las autoridades de salud locales. Quédese en casa si puede. Hable con su empleador para hablar de trabajar desde casa, puede tomar vacaciones si usted o alguien de su hogar se enferma con los síntomas de COVID-19. Los empleadores deben tener en cuenta que es posible que más empleados tengan que quedarse en casa para cuidar a los niños enfermos o a otros miembros de la familia enfermos que lo habitual en caso de un brote en la comunidad.

¿El virus COVID-19 puede ser transmitido en áreas con climas cálidos y húmedos?

Según las pruebas hasta ahora, el virus COVID-19 puede ser transmitido en TODAS las áreas, incluyendo las de clima cálido y húmedo. Independientemente del clima, adopte medidas de protección si vive o viaja a un área que reporta COVID-19. La mejor manera de protegerse contra el COVID-19 es limpiarse las manos con frecuencia. De esta manera eliminará los virus que puedan estar en sus manos y evitará la infección que podría producirse al tocarse los ojos, la boca y la nariz.

No hay razón para creer que el clima frío pueda matar el nuevo coronavirus u otras enfermedades. La temperatura normal del cuerpo humano se mantiene alrededor de 36,5°C a 37°C, independientemente de la temperatura externa o del clima. La forma más efectiva de protegerse contra el nuevo coronavirus es limpiarse frecuentemente las manos con un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarlas con agua y jabón.

Tomar un baño caliente no evitará que te contagies de COVID-19. Su temperatura corporal normal se mantiene alrededor de 36,5°C a 37°C, independientemente de la temperatura de su baño o ducha. En realidad, tomar un baño caliente con agua extremadamente caliente puede ser perjudicial, ya que puede quemarte. La mejor manera de protegerse contra COVID-19 es limpiarse las manos con frecuencia. De esta manera, se eliminan los virus que puedan estar en sus manos y se evita la infección que podría producirse al tocarse los ojos, la boca y la nariz.

Hasta la fecha no hay información ni evidencia que sugiera que el nuevo coronavirus pueda ser transmitido por mosquitos. El nuevo coronavirus es un virus respiratorio que se propaga principalmente a través de gotitas generadas cuando una persona infectada tose o estornuda, o a través de gotitas de saliva o secreciones de la nariz. Para protegerse, lávese las manos frecuentemente con un desinfectante para manos a base de alcohol o lávelas con agua y jabón. Además, evite el contacto cercano con cualquier persona que esté tosiendo o estornudando.

No. Los secadores de manos no son efectivos para matar el COVID-19. Para protegerse contra el nuevo coronavirus, debe lavarse las manos con frecuencia con un desinfectante para manos a base de alcohol o lavarlas con agua y jabón. Una vez que se haya limpiado las manos, debe secarlas bien usando toallas de papel o un secador de aire caliente.

Las lámparas UV no deben usarse para esterilizar las manos u otras áreas de la piel ya que la radiación UV puede causar irritación de la piel.

Los escáneres térmicos son eficaces para detectar a las personas que han desarrollado fiebre (es decir, que tienen una temperatura corporal más alta de lo normal) debido a la infección con el nuevo coronavirus.

Sin embargo, no pueden detectar a las personas que están infectadas pero que aún no están enfermas de fiebre. Esto se debe a que las personas infectadas tardan entre 2 y 10 días en enfermarse y desarrollar fiebre.

No. Las vacunas contra la neumonía, como la vacuna neumocócica y la vacuna contra la Haemophilus influenza tipo B (Hib), no ofrecen protección contra el nuevo coronavirus.

El virus es tan nuevo y diferente que necesita su propia vacuna. Los investigadores están tratando de desarrollar una vacuna contra el COVID-19, y la OMS está apoyando sus esfuerzos.

Aunque estas vacunas no son efectivas contra el 2019-nCoV, la vacunación contra las enfermedades respiratorias es muy recomendable para proteger su salud.

 

Noticias